sábado, 25 de abril de 2015

Pollo sentado

Como en la mayoría de los casos, esta no es una receta original. No la he creado yo. La vi en un programa de Canal Cocina, en este enlace podéis acceder a ella. Merece la pena probarlos por muchos motivos: está muy rico, es muy fácil de hacer, no necesita estar demasiado pendiente de él y resulta muy llamativo visualmente.

INGREDIENTES.
· Un pollo entero y limpio.
· Un botellín de cerveza.
· Sal.
· Pimienta.
· Tomillo.
· Romero.
· Perejil.
· Unas patatas pequeñas.

ELABORACIÓN.
Precalentamos el horno a 220º.
Destapamos el botellín de cerveza y echamos dentro un poquito de pimienta, tomillo, romero y perejil.
Salpimentamos el pollo por dentro y por fuera. Después lo sentamos tal y como se ve en la foto. De aquí viene lo de "pollo sentado". Lo bueno de hacerlo así es que la cerveza, al hervir, lo va regando, lo que nos asegura que la carne estará tierna. Y, como la piel no está en contacto con la superficie de la bandeja, toda se queda igual de dorada y crujiente sin necesidad de que nos pasemos el tiempo de horneado dándole la vuelta.
Metemos el pollo en el horno y bajamos la temperatura a 180º grados. El tiempo de cocción dependerá del tamaño del pollo. Yo lo tuve dentro una hora y cuarto.
Cuando el pollo lleva una media hora dentro del horno, añadimos las patatas con piel muy bien lavadas. De este modo tomarán el sabor del jugo que va soltando el pollo.
Luego solo queda cortarlo y sorprenderse de lo rico que queda.








2 comentarios:

  1. Qué interesante manera de hornear el pollo. Un besico

    ResponderEliminar
  2. Qué interesante manera de hornear el pollo. Un besico

    ResponderEliminar